Vinos de Valdepeñas

Los vinos de Valdepeñas

Valdepeñas es la zona española, tras la célebre La Rioja, que mayor prestigio tiene en cuanto a sus vinos se refiere, y es que esta localidad castellano manchega cuenta con una gran tradición en la producción vinícola.

Todo comenzó cuando los pastores íberos, se asentaron en el cerro de ”Las Cabezas” crearon un pueblo y plantaron los primeros viñedos. La llegada del Imperio Romano y de la Edad Media, no disminuyó la gran pasión que estos pueblos tenía por el vino, es más, aún sometidos a la dominación musulmana (que prohibía el consumo de alcohol y obligaba el arranque de los viñedos) se logró que el Califato de Toledo extendiera una bula especial que permitiera la elaboración del vino y la continuidad de los viñedos.

Sería en el 1158, cuando el monje cisterciense Raymond de Citeaux llegó a España desde Borgoña y se asentó en la localidad de Calatrava fundando la Orden del mismo nombre. Fueron estos monjes los que introdujeron en el ”Valle de Peñas” la variedad de uva tinta que con el tiempo evolucionaría a la variedad Cencibel, de lejano parecido con la Pinot Noir. En el año 1243 se funda la villa de Valdepeñas muy cerca del emplazamiento de los antiguos poblados íberos, donde el viñedo se desarrolló de forma espectacular, hasta el punto de que ya en el siglo XV comienzan a aparecer testimonios escritos de la importancia y la fama de los vinos de esta localidad.

Gran impulso

Durante el reinado de Felipe II y de los Austrias, los vinos de Valdepeñas eran los más prestigiosos de la corte establecida en Madrid. No obstante el mayor impulso que recibieron se produjo con la construcción del Camino Real que unía la capital con Andalucía, viajando estos caldos en ambas direcciones.

En el siglo XIX con la construcción del ferrocarril, la comercialización de los vinos de Valdepeñas se dispara y da lugar al nacimiento del llamado ”Tren del Vino”, una máquina que llevaba diariamente a Madrid más de 20 vagones cargados de cubas de vino tanto a la capital como a las ciudades portuarias.

Comenzaban también en esta época las exportaciones a Europa, América y Asia, lo que demostraba la calidad de estos caldos pues soportaban los largos viajes marítimos. Estos vinos ya eran rigurosamente controlados por el Control de Calidad de España, la Estación Enológica del Estado, que fue creada en Valdepeñas en 1911.

Desde entonces, esta región cuenta con una larga tradición en la producción de vinos de calidad y sobre todo vendidos a buen precio… bien es sabido que hasta hace bien poco eran pocos los privilegiados que podían permitirse vinos Rioja… la opción se encontraba en los vinos de Valdepeñas.. el segundo vino, tras los riojanos, que se distribuía por todo el territorio nacional. Desde entonces, aproximadamente hace cuarenta años los vinos de Valdepeñas, han ido evolucionando ganando en aromas, complejidad y equilibrio.

Bodegas de Valdepeñas

– Bodegas Casa de la Viña
– Bodegas Félix Solis
– Bodegas J.A. Megía e Hijos
– Bodegas Los Llanos
– Bodegas Real

Ver vinos DO Castilla la Mancha.

Consulta nuestro gran articulo en el que te hablamos sobre los diferentes tipos de vinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *