Los vinos de Utiel-Requena

vinos-utiel-requena

Vinos DO Utiel-Requena

La comarca de Utiel-Requena, desde el punto de vista fisiográfico, tiene una gran calidad. Esta enclavada en una pequeña meseta relativamente plana que bascula de noroeste a sudeste y en una altitud comprendida entre los 600 y los 900 metros sobre el nivel del mar.

Esta meseta está regada por las aguas del río Magro, afluente del Júcar, que pasa por Utiel y por Requena y por la Rambla de la Albosa, afluente del Cabriel, el río que limita la comarca por el sur y por el oeste. La comarca esa delimitada por diversas sierras del Sistema Ibérico como las de Negrete y Utiel, al norte; la de Monterilla y el río Cabriel al sur; la Sierra Martes y la de Cabrillas al este y las de Bubial y la Aliguilla al oeste.

En esta comarca, nueve municipios configuran la zona de producción, protegida por la Denominación de Origen. El clima puede considerarse, por su altitud y distancia del mar, como continental, aún cuando existe una fuerte influencia mediterránea. Su temperatura media anual es de 13,9 ºC, oscilando las mensualidades entre los 6 grados de diciembre y los 23 del mes más cálido que el julio.

Los inviernos son fríos y largos, con fuertes descensos de la temperatura que puede llegar hasta los -15ºC. La primavera suele llegar retrasada con grandes oscilaciones de temperatura, con fuertes heladas tardías en abril y mayo, que ocasionan daños importantes al viñedo. El verano es corto y caluroso, con altas temperaturas en el centro del día y descensos acusados en las noches, por influencia del aire solano. El otoño es corto y anticipa el invierno por su frialdad. Las precipitaciones son parcas y variables.

Los suelos son fértiles y arcillosos. En general contienen un alto contenido en cal y los cultivos más habituales de la zona son las variedades blancas como macabeo, merseguera, chardonnay y planta nova (autóctona de la zona). Y las tintas: bobal, tempranillo, garnacha, cabernet sauvignon y merlot. Aunque existe una predominancia muy importante de la bobal, y un incremento paulatino de las variedades tempranillo y macabeo.

Los vinos blancos de la zona son de color verde pajizo y dorado. Sus aromas son frutales y fragantes, son redondos y equilibrados en boca. Los rosados elaborados de la fermentación de los mostos en virgen de la variedad bobal son vinos de color cereza o fresa y aromas frutales y florales.

Por último, los tintos presentan un color entre cereza oscura y rubí con tonos morados. Son francos a la nariz, con fondo afrutado y varietal, con dejos suavemente alcohólicos. En boca son cálidos, de persistencia media y ligera astringencia.

Saber más sobre tipos de vinos.

Toda la zona vive desde hace uno años la preocupación por la mejora en la producción y calidad de sus vinos. Unas reformas que afectan a la realización de las vendimias anticipadas, al cultivo y a la diversificación de la oferta final, incorporando vinos de los tipos: Superior, Vendimia Iniciales, Espumosos, y los Crianzas y Reservas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *