Peras al vino

receta de peras al vino

Receta de peras al vino

¿A quién no le apetece disfrutar de un buen postre luego de la comida, o por la tarde con un rico café? Por ello en esta ocasión, vamos a preparar unas riquísimas peras al vino.

Una fruta exquisita, y mucho más si le agregamos diversos ingredientes. También es un delicado postre para servir en copas a la hora de la llegada de invitados. Y tenemos la ventaja de que la pera se consigue en todas las estaciones del año. Así que ¡adelante!

Ingredientes: (6 personas, 1 pera por persona)

  • 6 peras bien parejas y no muy maduras
  • ½ litro de vino tinto (750 ml. opcional)
  • Canela c/n
  • 2 tazas de azúcar
  • Cascara de limón
  • Cascara de naranja
  • Dos clavo de olor
  • Vainilla (opcional)
  • Pimienta negra molida
  • Anís o licor dulce a gusto

Preparación:

En primer lugar, pelamos muy bien las peras sin que pierdan su hermosa forma. Les cortamos una rodajita en la base para que queden bien paradas.

Se les deja el cabito como decoración. Luego, en una olla bien alta calentamos la botella de vino (un buen vino tinto), le agregamos el azúcar, las especias, y dejamos cocinar a fuego mediano hasta que el azúcar esté completamente derretida. A continuación, agregamos las peras colocándolas en forma parada, y si es necesario añadir más agua lo hacemos. Las peras deben estar bien cubiertas con agua.

Dejamos cocinarlas así durante aproximadamente 20-30 minutos, o hasta que veamos que las peras ya está bien tiernas. Durante la cocción, es conveniente ir agregando por encima el mismo vino con el que se cocinan.

¡No dejemos que se deshagan! Para saber bien cuándo están a punto, introducimos un palillo o escarbadiente, y si éste sale con facilidad las retiramos del fuego, y las dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Dejamos el vino y los demás ingredientes en el fuego (alrededor de 15 minutos) hasta que se forme una suerte de almíbar bien espeso. Luego apagamos el fuego. Otra sugerencia es que debemos tratar de que el almíbar no se vuelva una especie de caramelo.

En tanto, cortamos las peras por la mitad, mientras les quitamos todas las semillas que puedan tener.

Sugerencias: Cuando compramos las peras, y no vamos a realizar este postre de inmediato es conveniente guardarlas en bolsas de plástico haciendo una abertura para que respiren, y guardándolas en lugares frescos protegidos de la luz para que no se pongan feas, ni maduren pronto. Las peras son mejores durante el invierno, puesto que la piel de las mismas son más rugosas y gruesas, y el color es de amarillo a marrón.

Estas peras son más aromáticas, y el sabor acido más fuerte como así también poseen la pulpa más granulosa. Cuando las compramos, debemos presionarla con el dedo, y si las peras ceden es porque están maduras y no nos sirven. También podemos cubrir las peras con un poco de jarabe de vino.

Estas exquisitas peras se sirven bien frías, acompañadas con crema chantilly o con helado. Son realmente deliciosas. También se les puede hacer un baño de chocolate.

Si se desea, y para sobresaltar el sabor, se sirven las peras frías y el almíbar se coloca tibio a la hora de comerlas. Y con una copita de licor, un verdadero manjar para no perderse.

En cuanto al vino, es mejor dejarlo macerar al menos un día antes de la preparación para que el postre tenga mayor sabor.

¿No son muy realmente tentadoras?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *