Dorada con “majao” de ajo y perejil

Dorada con “majao” de ajo y perejil

Receta Dorada con “majao” de ajo y perejil

Esta receta es facilísima, y os asegura el éxito en cualquier ocasión, formal o informal, es conveniente que se presente en cazuela de barro al comensal , después nos la podemos llevar a la cocina o a una mesita aparte, que seria lo suyo, racionarla y servirla a la vista, os aseguro que con un buen vino Blanco tendréis una cena o comida estupenda; a mi me gusta prepararla para la cena porque es un plato que por su ligereza, asegura una buena digestión nocturna.

Ingredientes ( 4 personas):

  • Una Dorada de 1kg aprox.
  • Cebolla 1 unidad
  • Patatas 1/2 kg
  • ajo 1 diente
  • perejil
  • vino blanco
  • aceite de oliva

    sal

Elaboración:

Cortar la cebolla en rodajas finas, esto es importante y las patatas en medias lunas finitas también, poner una cama de cebolla en la base de la cazuela un poquito de sal y un chorrito de aceite de oliva, salar la dorada, que habremos comprado entera, eviscerada y sin escamas, colocar encima de la cebolla, alrededor ponemos las patatas cortaditas y volvemos a rocial con aceite tanto la dorada como las patatas a las que también añadiremos sal.

Yo utilizaría una cazuela grande para poder poner la mayor cantidad de patatas posible, quedan deliciosas, pero es importante que no las cortes muy gordas pues no se harían al mismo tiempo que el pescado.

Precalentar el horno a 180ºC, y meter la cazuela durante unos 45 minutos, esto depende del tamaño del pescado y de lo hecho que te guste mejor dejarlo poco hecho y jugosito, yo normalmente me guío por el ojo, cuando empieza a ponerse blanquito la dorada esta hecha, además se suele cocinar a la vez que las patatas, aunque si asamos una dorada muy grande y vemos que las patatas de arriba se tuestan demasiado podemos cubrirlas con papel albal mientras se termina de asar la dorada.

Diez minutos antes de sacarla, majamos un diente de ajo y un poco de perejil, añadimos vino blanco al majao y rociamos la dorada con él, volvemos a meter al horno dejamos que reduzca el vino y ya tenemos la dorada terminada. Si quieres engordar la salsita puedes añadir un poco de caldo de pescado.

Sacamos la dorada se la mostramos a los comensales y ya podemos empezar a servir. Patatitas a la izquierda, dorada a la derecha y salsita por encima, ¡éxito asegurado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *